La fibromialgia centra la segunda jornada de difusión científica

Médicos y psicólogosdel Departamento de Salud Valencia La Fe han informado a pacientes y población en general de la importancia de controlar los factores psicológicos en el tratamiento de la fibromialgia.  "El estado emocional del paciente, los trastornos de ansiedad y depresión o la reducción de las actividades lúdicas o cuotidianas, son determinantes en el mayor o menor impacto de la enfermedad en el paciente", ha explicado el doctor Sergio Arques, médico psiquiatra en el centro de Salud Mental de Trinitat del Departamento de Salud Valencia La Fe, junto con Francisco Soriano, psicólogo del mismo centro.

La Jornada "Fibromialgia" ha sido organizada por el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, el Área de Comunicación, Atención Primaria del Departamento La Fe y la Unidad de Asociaciones de Pacientes y Voluntariado Sanitario, con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).El objetivo es dar a conocer la enfermedad y los consejos para mitigar los síntomas.

Los profesionales sanitarios del Departamento de Salud Valencia La Fe, tanto en la faceta clínica como investigadora, a través del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS), han manifestado su especial interés en el abordaje integral de esta enfermedad y en la coordinación entre las distintas áreas: atención primaria, salud mental, asociaciones e investigación.

La fibromialgia es un síndrome crónico, de etiología desconocida, de evolución compleja y variable, que provoca dolor generalizado, que en algunos casos, puede llegar a ser invalidante.

Como en la mayor parte de las enfermedades crónicas que requieren un seguimiento continuado a lo largo del proceso, puede existir una afectación de las esferas biológica, psicológica y social del paciente y es un problema importante de salud por su prevalencia, morbilidad, alto índice de frecuentación y elevado consumo de recursos sanitarios.

La prevalencia estimada de la enfermedad se sitúa entre el 1 y el 4%, y en España se sitúa en el 2'7%, siendo de un 4,2% para el sexo femenino y de un 0,2% en el masculino.

"Es fundamental el diagnóstico precoz en atención primaria para obtener un tratamiento óptimo para el paciente, garantizando una atención integral a las personas con fibromialgia" ha subrayado el doctor Sergio Arques.

Tratamiento de la enfermedad

El tratamiento de la fibromialgia está condicionado por el grado de complejidad e intensidad de los síntomas y la posible morbilidad asociada. Ello hace imprescindible, una vez diagnosticada, hacer una anamnesis de cada paciente que identifique elementos básicos que facilitarán su manejo.

En función de la afectación de la calidad de vida en la persona afectada, los profesionales recomiendan clasificar a los pacientes según la gravedad y de, de esta manera, diseñar de forma escalonada el tratamiento.

No conviene olvidar a la hora de valorar la incapacidad laboral o la discapacidad de estos pacientes, que se trata de una enfermedad benigna, en cuanto que no acorta la esperanza de vida, ni es degenerativa, ni deformante. La mayoría de los pacientes continúan trabajando al cabo del tiempo (10 años) aunque el proceso pueda interferir en su trabajo.

Durante la evolución pueden producirse oscilaciones clínicas con períodos de remisión-exacerbación. En estas últimas se podría requerir algún corto período de reposo. En estos casos y siempre valorando individualmente las necesidades de cada paciente en función del trabajo realizado, podría estarindicado un período de incapacidad temporal.

Actualmente, no hay ningún fármaco con indicación específica para la Fibromialgia aprobada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Sin embargo sí existen fármacos que pueden emplearse para el control de síntomas, tanto físicos (dolor) como psíquicos (ansiedad, depresión).