Investigadores del IIS La Fe y la UPV desarrollan una lengua electrónica para detectar precozmente el Alzheimer

Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de La Fe y de la Universidad Politécnica de Valencia están desarrollando un sistema para el diagnóstico precoz del Alzheimer basado en una lengua electrónica.

El objetivo del proyecto es poder, de una forma simple y accesible, detectar el Alzheimer y diferenciarlo de otros tipos de demencias o de pacientes sanos. El proceso de esta enfermedad empieza entre 10 y 15 años antes de los primeros síntomas por lo que “existe la necesidad de sistemas de diagnóstico certero que facilite la actuación terapéutica lo más precoz posible para prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y poder actuar incluso antes de la aparición de los síntomas”, según Inma Galeano, neurocirujana y responsable del proyecto por parte del IIS La Fe. Asimismo, este avance permitiría aumentar la calidad de vida y contribuir al ahorro asistencial.

Los investigadores trabajan en nuevos biomarcadores que mejoren el diagnóstico en los diferentes estadios de la enfermedad. En este sentido, uno de cada cuatro pacientes con demencia debida a hidrocefalia que son intervenidos presentan Alzheimer y su detección previa a la cirugía permitiría reducir la tasa de fracasos quirúrgicos permitiendo seleccionar aquellos pacientes candidatos a la intervención. La importancia de esta investigación radica también en que será de gran utilidad para obtener un diagnóstico diferencial con la Hidrocefalia Crónica del Adulto cuyos síntomas son similares.

En este sentido, el proyecto AlzhDiag permitirá aplicar técnicas de Resonancia Magnética Nuclear y lenguas electrónicas voltamétricas a muestras de líquido cefalorraquídeo con el fin de obtener patrones característicos que puedan ser relacionados con la existencia de la enfermedad.

Las lenguas electrónicas son una herramienta rápida, simple y de bajo coste”. Se basan en el uso de sensores semiespecíficos que permiten obtener una huella electrónica para cada tipo de muestra y relacionar esta “huella” con un tipo particular de patología. Debido a la simplicidad y versatilidad de estos sistemas se utilizan en una amplia gama de aplicaciones, que van desde la industria alimentaria al análisis ambiental o la monitorización de la calidad del agua, aunque hasta ahora no se había aplicado para el diagnóstico de enfermedades como el Alzheimer.

Actualmente el Alzherimer se detecta mediante técnicas de diagnóstico clínico y neuroimagen, pero estas técnicas son molestas y costosas. En este sentido, AlzhDiag podría ser “extremadamente útil” ya que permitirá ofrecer una aproximación diagnóstica de la enfermedad mediante un sistema sencillo.

En una primera fase del proyecto “queremos comprobar la alteración que hay en el líquido cefalorraquideo de pacientes con diagnóstico de enfermedad de alzheimer y  pacientes con hidrocefalia crónica del adulto, y compararlo con las alteraciones en sangre, para que en un futuro esta prueba diagnóstica se realice con una simple analítica sanguínea” según explica la Dra. Galeano.En España hay cerca de 600.000 personas que sufren de demencia y cerca de 400.000 con Alzheimer. Asimismo, el 86 por ciento de las demencias se manifiestan con síntomas clínicos de Alzheimer. 

En el proyecto colaboran neurólogos y neurocirujanos del IIS La Fe, así como investigadores del UPV, liderados por Félix Sancenón del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico, con amplia experiencia en el diseño de lenguas electrónicas potenciométricas, impedimétricos y voltamétricas. 

Cooperación UV-La Fe para el fomento de la innovación

El proyecto AlzhDiages uno de los seleccionados tras la celebración de la jornada de cooperación entre la UPV y La Fe para fomentar el desarrollo de proyectos de innovación.  Este encuentro reunió a ingenieros con iniciativas innovadoras que buscaban socios en el sector sanitario para asesorar y validar sus proyectos, así como a profesionales de la Sanidad que tenían problemas no resueltos y necesiten la ayuda de expertos en tecnología para buscar soluciones. De estos encuentros surgieron numerosos proyectos que se presentaron a la convocatoria realizada por ambas instituciones para financiar su desarrollo.