Desarrollan apósitos con aceites Omega-3 enriquecidos en mediadores lipídicos encapsulados para curar heridas crónicas con problemas de cicatrización

Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe colaboran con la empresa Solutex GC y el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) para desarrollar apósitos avanzados para la curación de heridas crónicas. Estos apósitos incorporan aceites enriquecidos en mediadores lipídicos encapsulados, para una liberación progresiva, que es más efectiva y rápida que los sistemas utilizados hasta ahora.

Según la responsable del Proyecto, la Dra Pilar Sepúlveda del IISLAFE, con estos apósitos se espera solucionar uno de los principales problemas no resueltos de las heridas crónicas: la falta de cicatrización, relacionada con una respuesta inflamatoria crónica en la herida. Para ello, el principal objetivo será el desarrollo de un apósito avanzado caracterizado mediante técnicas in vitro e in vivo.

Los tejidos vivos responden a los diversos tipos de daño mediante la liberación de numerosos mediadores químicos que generan una respuesta inflamatoria. La inflamación es esencialmente una reacción de protección, pero debe ser auto limitada, ya que la inflamación exagerada o persistente puede provocar daño en el tejido. 

La evolución de la inflamación no es un proceso pasivo, sino que es  consecuencia de cambios metabólicos y bioquímicos específicos que involucran la liberación de moléculas que estimulan la resolución de la inflamación, como por ejemplo mediadores lipídicos entre los que se encuentran las lipoxinas, las resolvinas y las protectinas.

En este caso los mediadores lipídicos, conocidos por sus funciones antiinflamatorias, pueden emplearse en la curación de heridas crónicas gracias a una respuesta a la inflamación muy positiva en este tipo de pacientes.

El proyecto está liderado por Solutex GC, una empresa de base tecnológica que extrae, concentra, purifica y fracciona productos naturales para la industria farmacéutica, nutricional y cosmética de la más alta calidad, pureza y potencia empleando tecnologías sostenibles, basadas en la utilización a nivel industrial de técnicas de última generación, como la extracción con CO2 en estado supercrítico o la destilación molecular. La compañía ha sido la primera en identificar la presencia de mediadores lipídicos en aceites Omega-3, diseñando un método de fraccionamiento y la metodología necesaria para concentrar estos compuestos en composiciones con actividad pro-resolutiva de la inflamación.

El proyecto se enmarca en el Programa Estatal de I+D+i orientado a los retos de la sociedad en salud, cambio demográfico y bienestar.