La Fe y la Universitat de València lanzan la IV convocatoria de ayudas para proyectos de investigación coordinados

El Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) ha acogido la IV Jornada de Cooperación entre la Universitat de València y La Fe de cara a la puesta en marcha de nuevos proyectos de investigación en coordinación. 

Se trata de la cuarta edición de esta colaboración que acerca a investigadores e investigadoras de las dos instituciones en una iniciativa estratégica para generar sinergias y proyectos de investigación con gran proyección científica.

La jornada de presentación de la IV Convocatoria de Ayudas La Fe-UV se ha celebrado en el Auditórium del IIS La Fe y ha contado con la participación de la vicerrectora de Investigación y Política Científica de la Universitat de València, Pilar Campins y la directora de la OTRI del IIS La Fe, Elena Carrió. Las dos han presentado las bases de la nueva edición de la acción de cooperación para la puesta en marcha de actividades preparatorias de proyectos coordinados UV-La Fe, así como para el desarrollo de proyectos de innovación entre profesionales de ambas instituciones. En total se destinarán 120.000 euros a los dos subprogramas. El objetivo es potenciar el desarrollo de proyectos de innovación y desarrollo tecnológico conjuntos basados en resultados o experiencias preliminares ya contrastadas y que muestren potencial de transferencia al sistema sanitario o necesiten una validación clínica y/o tecnológica.

Neuroblastoma, violencia de género, textiles sanitarios y osteoporosis

Durante la jornada se han presentado algunos de los casos de éxito de la última convocatoria de ayudas UV-La Fe. Por ejemplo, la puesta en marcha de tecnología de detección de ADN circulante en pacientes con amplificación heterogénea de oncogén en neuroblastoma, uno de los tumores pediátricos más habituales.

En esta edición destaca por la novedad del ámbito de actuación un proyecto sobre violencia de género y sanidad. El proyecto Muviolno pretende impulsar el papel del ámbito sanitario en la detección, tratamiento y conservación de fuentes probatorias en los casos de violencia de género.

También se han presentado los proyectos Dermasafe, un sistema analítico y funcional para la determinación de la seguridad de textiles médicos de uso tópico para el cuidado de la piel y Epifrailty, un estudio que busca demostrar cómo los niveles de esclerostina en suero, así como sus alteraciones epigenéticas, podrían servir como marcadores de fragilidad ósea en el diagnóstico de la osteoporosis.

El avance constante de la tecnología, unido a su aplicación al área de la biomedicina, ha permitido mejorar en gran medida el diagnóstico y tratamiento en una enorme variedad de patologías. Sin embargo, el grado de complejidad actual hace imprescindible la existencia de una colaboración estrecha y multidisciplinar entre investigadores de ciencias de la vida, investigadores de ciencias sociales o investigadores de perfil de ingeniería con investigadores de perfil biomédico a fin de desarrollar y poner en práctica, de forma más eficaz y efectiva, las innovaciones surgidas.

En respuesta a esta situación, La Fe y la UV ponen en práctica distintas iniciativas con el objetivo de fomentar las alianzas entre investigadores/profesionales de dichas instituciones e impulsar la puesta en marcha de proyectos de investigación o de innovación coordinada, que den lugar a nuevas tecnologías biomédicas.

En esta edición se destinarán 120.000 euros para actividades preparatorias y para desarrollo de proyectos de innovación conjuntos

En 2016, La Fe y la UV colaboraron en 21 proyectos de innovación y desarrollo tecnológico en el ámbito de la salud