El IIS La Fe desarrollará dos proyectos de investigación en el área de hematología gracias a las becas predoctorales de la AECC

La Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, AECC Valencia, ha concedido becas predoctorales a cinco jóvenes procedentes de diversos centros de investigación valencianos para desarrollar sus respectivos proyectos. Dos de ellos son investigadores del IIS La Fe que desarrollarán sus proyectos en el Grupo de Investigación en Hematología y Hemoterapia. En concreto, Cristian García y Beatriz Martín.

Entendiendo la complejidad molecular de los síndromes mielodisplásicos

Cristian García es graduado en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universitat de València y máster en Biomedicina por la Universidad de Lund. Durante su formación he participado en diversos proyectos en el ámbito de la Biología Molecular y el Cáncer.

Pertenece al Grupo de Investigación en Hematología y Hemoterapia del IIS La Fe como investigador predoctoral, bajo la supervisión de la doctora Alejandra Sanjuan Pla. El objetivo de su trabajo es estudiar el impacto de las mutaciones que afectan a la maduración del ARN mensajero en la patología de los síndromes mielodisplásicos, una condición previa a la leucemia

En este sentido, el proyecto de Cristian busca esclarecer cómo las alteraciones en los procesos de maduración de los ARN mensajeros influyen en la patología de los síndromes mielodisplásicos (SMD). Esto abriría la posibilidad de identificar nuevas dianas terapéuticas para los pacientes.

La primera fase del proyecto, explica Cristian García, es el establecimiento del modelo experimental donde se estudiará la enfermedad. Concretamente, un modelo de ratón que posee una mutación que se encuentra en los pacientes de SMD. En segundo lugar, se realizará el estudio de la sangre y la médula ósea del ratón para averiguar si hay algún signo de enfermedad sanguínea, y ver si hay diferencias con los ratones sanos. Finalmente, se studiarán los cambios moleculares a nivel de expresión de los RNA mensajeros y las proteínas entre ratones sanos y los que poseen la mutación de los SMD para averiguar si hay alguna ruta afectada e identificarla.

Estudio de la evolución clonal en leucemia mieloblástica aguda NPM1 positiva

Beatriz Martín es graduada en Biología por la Universitat de València y completó su formación cursando el máster en Investigación en Biología Molecular, Celular y Genética. Se inició en el campo de la hematología durante las prácticas externas de grado, que realizó en el Laboratorio de Citometría de Flujo del Servicio de Hematología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, donde se inició en el estudio diagnóstico mediante citometría de pacientes con síndrome mielodisplásico. Estos pacientes tienen riesgo de evolución a leucemia mieloblástica aguda, cáncer hematológico sobre el que versa el proyecto que desarrolla durante su ayuda predoctoral.

Gracias a la ayuda de la AECC, Beatriz estudiará la evolución de las células resistentes que no desaparecen tras la quimioterapia en leucemia mieloblástica aguda NPM1 positiva. Esto permitirá en un futuro adaptar el tratamiento a cada paciente.

Este proyecto representará un estudio biológico completo realizado en una serie amplia de pacientes con este subtipo de leucemia. El objetivo es aportar información para poder estudiar y entender los mecanismos que originan que las células leucémicas se conviertan en resistentes a la quimioterapia. Conocer estos mecanismos podría ser clave para identificar nuevos tratamientos adaptados a cada paciente. Este subtipo de LMA, al tener un pronóstico favorable por afectar fundamentalmente a pacientes más jóvenes, a diferencia de otras LMA, y al ser sensible a la quimioterapia clásica, es una enfermedad con alto potencial curativo con el arsenal terapéutico actualmente disponible.

De esta manera, explica Beatriz Martín, el objetivo es identificar y caracterizar las células de la leucemia que son resistentes, es decir aquellas que no desaparecen tras la quimioterapia que reciben los pacientes. Estas células son las responsables de la recaída de la enfermedad, por lo que estudiarlas supone desvelar los mecanismos de resistencia y por lo tanto tener la oportunidad de adaptar los tratamientos en el futuro.

Para llevar a cabo dicho objetivo se analizarán muestras de sangre y médula ósea de pacientes durante diferentes fases de la enfermedad (al diagnóstico, tras el tratamiento y en la recaída o progresión de la enfermedad).

La singularidad reside en que este proyecto representará un estudio biológico completo realizado en una serie amplia de pacientes con este subtipo de leucemia mielobástica aguda, lo que supondrá un incremento en la calidad de estos estudios.