El IIS La Fe participa en una investigación europea para diagnosticar y monitorizar tumores infantiles mediante biopsias líquidas

El Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Cáncer del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) participa en el consorcio LIQUIDEHOPE del programa europeo ERA-NET. El objetivo del proyecto es detectar aquellos marcadores tumorales en sangre y médula que permitan realizar un diagnóstico y seguimiento precisos de la evolución de algunos neuroblastomas infantiles con peor pronóstico.

Con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil, la Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, AECC Valencia y Banco Santander han visitado el IIS La FE para conocer, de primera mano, el proyecto LIQUIDHOPE liderado por el investigador Jaime Font De Mora Sainz para avanzar en el tratamiento personalizado del neuroblastoma infantil y que ambas entidades han apoyado.

Este proyecto de investigación, que se desarrollará hasta 2022, tiene como objetivo mejorar el tratamiento del neuroblastoma infantil, un cáncer que cada año afecta a 80 niños en España, y representa el 11% de todas las muertes relacionadas con tumores en edad infantil. "La lucha contra el cáncer empieza con la investigación. Es esencial averiguar cuáles son las bases moleculares que hacen que una célula normal se convierta en cancerosa para encontrar mejores tratamientos", ha asegurado el doctor Font de Mora del IIS La Fe.


Apuesta por la biopsia líquida para el neuroblastoma
Casi la mitad de los nuevos diagnósticos de neuroblastoma son considerados con alto riesgo de recaída. Así, aunque la poliquimioterapia produce una respuesta inicial positiva, estos tumores provocan frecuentemente recaídas con metástasis a otros tejidos.

A pesar de que las biopsias quirúrgicas permiten en algunas ocasiones monitorizar la evolución de los tumores, no siempre puede recurrirse a ellas debido a su carácter invasivo. Además, muchas veces estas biopsias no pueden reflejar de manera precisa la dinámica del cáncer, la hetereogeneidad intratumoral y la sensibilidad farmacológica con mayor probabilidades de cambio durante el tratamiento.

Desde el próximo mes de abril y hasta 2022, LiquidHope realizará un amplio estudio retrospectivo para identificar aquellos marcadores tumorales que pueden predecir la respuesta del organismo a los tratamientos.

De esta manera, el personal médico podrá no sólo detectar de manera temprana los tumores si no también monitorizar la evolución y detectar la resistencia a los tratamientos. Esto ayudará a elegir tratamientos alternativos y personalizados para niños con neuroblastomas de alto riesgo. Además, avanzar en el ámbito de las biopsias líquidas contribuirá decisivamente a al diagnóstico y seguimiento de tumores de difícil acceso.

En una primera fase de dos años se estudiarán de manera retrospectiva muestras de sangre y de médula ósea de 390 pacientes recogidas en un ensayo clínico europeo de neuroblastoma de alto riesgo. En una segunda fase de un año de duración, se validarán los resultados obtenidos en muestras de 30 pacientes del nuevo ensayo clínico de alto riesgo (SIOPEN-HRNBL2) que tiene previsto abrirse en mayo o junio de 2019.

El grupo de investigación de la Fe estudiará los cambios epigenéticos mediante metilación del ADN libre circulante en plasma. De esta manera, será posible identificar aquellos pacientes cuya evolución será peor y los genes implicados en ello.

Sobre el neuroblastoma
El neuroblastoma es el tumor extracraneal más habitual en niños. Son poco frecuentes, pero cada año en Europa se diagnostican unos 35.000 casos nuevos de niños y adolescentes. 1 de cada 300 recién nacidos desarrollará un cáncer antes de alcanzar los 20 años. En España se diagnostican alrededor de unos 1.000 casos por año.

Con una mediana de edad al diagnóstico de 16 meses y más del 95% de los casos diagnosticados antes de los 7 años, el neuroblastoma representa de un 8 a un 10% de todos los casos de cáncer pediátrico y se caracteriza por su gran heterogeneidad biológica, clínica y de supervivencia. La edad, el estadio clínico y la amplificación del oncogen N-myc (NMA) fueron los primeros factores empleados por los clínicos para discriminar a los pacientes en grupos de riesgo.

Apoyo de la AECC y Banco de Santander
LIQUIDHOPE ha contado con el soporte financiero de Banco Santander, que a través de la venta del disco solidario 'Millones de Estrellas' ha aportado 132.470 euros al proyecto a través de la Fundación Científica de AECC, encargada de gestionar esta ayuda.  La visita a los laboratorios ha contado con la participación del presidente de la Asociación Española contra el Cáncer de Valencia, Tomás Trenor, el vicepresidente de la entidad, Antonio Llombart, así como el director territorial de Banco Santander, Antonio Valldecabres, el propio investigador y miembros de su equipo, así como de la cantante Esther Casanova, quien participó en la creación del disco 'Millones de Estrellas'.

LiquidHope identificará y validará marcadores predictivos que permitirán detectar la resistencia al tratamiento y prevenir recaídas en neuroblastomas infantiles.

AECC Valencia y Banco Santander han visitado el IIS La Fe para conocer de primera mano el proyecto ‘Liquidhope' sobre neuroblastoma infantil.