La Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia concede el 1º Premio López-Borrasca a un proyecto de investigación liderado por la doctora Pilar Medina del IIS La Fe

La Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), a través de la Fundación Española de Trombosis y Hemostasia (FETH), ha concedido el 1º Premio López-Borrasca de Investigación Básica o Clínica relacionada con el área de Trombosis y Hemostasia al proyecto 'Papel de la proteína C activada en la NETosis: implicación sobre el riesgo trombótico y desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas'. El proyecto está dirigido por la doctora Pilar Medina Badenes, del Grupo de Investigación Hemostasia, Trombosis, Arteriosclerosis y Biología Vascular del IIS La Fe y en el equipo participan investigadores e investigadoras del grupo.

El proyecto premiado pretende demostrar la relación entre la proteína C activada (APC) y los neutrophil extracelular traps NETs en una amplia cohorte de pacientes con trombosis y en la de familias con déficit de proteína C. Además, tiene como objetivo dar un salto importante y probar la utilidad de nuevas terapias dirigidas contra los NETs, como la DNasa1, para reducir su acción protrombótica.

Los neutrophil extracelular traps (NETs) son unas redes formadas por los neutrófilos que favorecen la formación de trombos de la sangre en las venas. Los NETs no solo activan la coagulación de la sangre, sino que además inhiben a los anticoagulantes naturales como la proteína C activada (APC). Esto tiene dos consecuencias: en primer lugar se aumenta el riesgo de trombosis y en segundo lugar reduce las funciones antiinflamatorias y citoprotectoras de la APC. Recientemente se ha descrito en modelos animales que la APC impide a su vez la formación de NETs, lo que supone un mecanismo protector frente a la trombosis y la inflamación, pero no se ha demostrado in vivo. En estudios previos del Grupo de Investigación Hemostasia, Trombosis, Arteriosclerosis y Biología Vascular del IIS La Fe se ha demostrado que un nivel bajo de APC en sangre aumenta el riesgo trombosis venosa y arterial (infarto de miocardio).

Con todo ello, la hipótesis que plantea el equipo en el proyecto premiado es que los pacientes con trombosis, que tienen niveles más bajos de APC, tendrán niveles más altos de NETs. Esto mismo también ocurriría en los pacientes con un déficit de proteína C y trombosis, pero no en sus familiares asintomáticos. Esta disminución de APC e incremento de NETs supondría un nuevo mecanismo de desequilibrio en la hemostasia que favorecería un estado protrombótico y proinflamatorio en estos pacientes.