El Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Cardiología desarrolla un biomarcador para detectar el rechazo en los trasplantes de corazón

Es el resultado de un estudio publicado en la revista Transplantation y supone una novedad en la investigaciónen cardiología molecular.

El Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Cardiología, miembro CIBERCV, estudiando la contractibilidad cardiaca puso el énfasis en la pequeña estructura contráctil del músculo cardiaco, denominada sarcómero. Los investigadores realizaron una secuenciación masiva del mRNA (transcriptoma) presente en el suero de estos pacientes, incluidos aquellos que presentaban desde rechazo leve a grave, y enfocaron su investigación en el sarcómero (actinas, miosinas...) donde encontraron 17 moléculas que habían cambiado su expresión con el rechazo tras el trasplante cardíaco.

Diagnóstico no invasivo

Los investigadores, tras diversos análisis, concluyeron que esta expresión del mRNA de Alpha-actina cardiaca (ACTC1) era la que mejor resultados ofrecía para el diagnóstico del rechazo. Posteriormente, con el objeto de ofrecer para estos pacientes un método no invasivo, sin necesidad de biopsias cardiacas (muy frecuentes durante en el primer año del trasplante), investigaron la posibilidad de que la proteína ACTC1 pudiera determinarse en el suero de los trasplantados; y es el éxito de esta propuesta, la que publicará "Transplantation" en su número de octubre. Los científicos del Hospital La Fe con el análisis de la proteína ACTC1 en suero, mediante una técnica sencilla, obtienen una mejora en la capacidad diagnóstica del rechazo cardiaco, mediante un método sencillo, y no invasivo, lo cual repercute significativamente en el bienestar de los pacientes trasplantados.

El equipo de investigación de este descubrimiento, del Instituto de Investigación Sanitaria (IISAFE) y del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, lo componen Lorena Pérez-Carrillo, Isaac Giménez-Escamilla, Ignacio Sánchez-Lázaro, Luis Martínez-Dolz, Manuel Portolés, Estefanía Tarazón y Esther Roselló-Lletí, co-responsable del grupo. También han colaborado investigadores del Departamento de Cardiología Celular y Molecular del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, y la compañía tecnológica valenciana Sistemas Genómicos.

Reconocimiento internacional

El artículo ha merecido los elogios de la propia revista "Transplantation", una de las mejores del mundo de la especialidad, mediante un artículo del profesor David Baran (Cleveland Clinic Heart, Vascular and Thoracic Institute, Florida, EEUU), experto en insuficiencia cardiaca y trasplante, donde señala la dificultad de sustituir las biopsias endomiocárdicas; y destaca como el grupo valenciano está descubriendo nuevos enfoques alternativos de diagnóstico precoz del rechazo cardiaco, tras trasplante, basados en sus propios descubrimientos moleculares (como Alpha-cardiac Actin), menos invasivos, más precisos y económicos. Y finaliza su comentario animando al grupo del IISLAFE-CIBERCV a descubrir un biomarcador que se correlacione con la vasculopatía del injerto cardiaco.