Legado solidario

Un legado solidario es la mejor manera de extender tu compromiso con las generaciones venideras y contribuir a mejorar la salud de la sociedad en general. Se plasma por escrito en el testamento.

Sin perjudicar los derechos de los herederos, puedes contribuir a un mundo mejor.

El testador, en el testamento, además de nombrar a la persona o personas que reciben la generalidad de los bienes y derechos, también puede dejar bienes o derechos determinados a una persona, física o jurídica.

Pueden ser un bien (un inmueble o joyas, por ejemplo), un derecho (una prestación...) e incluso bienes que no se encuentran en el patrimonio del testador. En ese caso, los herederos deben adquirir el bien para la persona que recibe el legado con el patrimonio de la herencia (por ejemplo, "que con cargo a la cuenta bancaria X se compre una motocicleta a x persona").

Ahora bien, los legados no pueden perjudicar en ningún caso la legítima de los herederos forzosos.