Investigadores del IIS La Fe describen el perfil de expresión genética en bebés prematuros de muy bajo peso

Investigadores del Grupo Acreditado de Perinatología del IIS La Fe han descrito por primera vez los perfiles de expresión genética (GWEPs) en recién nacidos menores de 1.500 gramos de peso al nacimiento con infección bacteriana. 

Los resultados sugieren que podrían usarse para el diagnóstico de la sepsis neonatal, una de las principales causas de muerte en recién nacidos y cuyo desenlace clínico suele estar relacionado con la precocidad en establecer el diagnóstico e instaurar el tratamiento. 

Actualmente, el diagnóstico de confirmación de esta patología depende del aislamiento de un patógeno en el cultivo de sangre, que tiene un tiempo de demora de hasta 3-5 días, por lo que se suele iniciar el tratamiento con antibióticos sin tener la confirmación del diagnóstico. Por otra parte, las manifestaciones clínicas son muy inespecificas en estos prematuros, con lo que disponer de unos marcadores tan fiables y precoces facilitaría el diagnóstico y evitaría el uso innecesario de antibióticos. 

El trabajo, titulado "Genome-Wide Expression Profiles in Very Low Birth Weight Infants with Neonatal Sepsis" firmado por los doctores María Cernada y Máximo Vento, se acaba de publicar en “Pediatrics”, la revista de mayor impacto en el área pediátrica internacional.

 Se trata de un estudio que duró 19 meses durante los cuales se observaron dos grupos de recién nacidos prematuros de menos de 1.500 gramos, el de afectados por sepsis bacteriana (17 bebés) y el de control. La investigación identificó y confirmó tres grupos de pacientes en función de los patrones de expresión genética, que no solamente fueron capaces de discriminar a los pacientes entre los controles sanos y los que presentaban una infección, sino también dividirlos según el tipo de gérmenes que causaron la sepsis. Hay que destacar que el estudio fue multidisciplinar e investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos perteneciente al CSIC y del Servicio de Análisis Multigénico de la Facultad de Medicina de participaron activamente en el desarrollo del mismo, especialmente en la parte metodológica. 

Los autores se muestran esperanzados con los resultados y su posible aplicación al diagnóstico precoz de la sepsis neonatal, pero cautos: “Nuestro estudio aporta una visión inicial sobre la aplicabilidad