El tratamiento con testosterona permite mejorar la tasa de embarazo en tratamientos de fecundación in vitro

Un ensayo clínico liderado por los doctores Cesar Díaz y Alicia Marzal, del grupo de investigación de Medicina Reproductiva del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe), ha demostrado el éxito de un tratamiento para mejorar las tasas de embarazo en tratamientos de fecundación in vitro en mujeres con baja respuesta a la estimulación ovárica.

El estudio ha obtenido el 1º Premio de investigacion clinica de la Sociedad Española de Fertilidad, debido a la relevancia de las conclusiones. Asimismo, es uno de los estudios candidatos al Congreso Europeo de Fertilidad.

En el ensayo clínico Follprim, uno de los primeros en el que el Hospital La Fe ha actuado como promotor, tenía como objetivo determinar cual de los posibles tratamientos ováricos mejoraba realmente el número de ovocitos obtenidos en tratamientos de fecundación in vitro.

La baja respuesta a la estimulación ovárica en los tratamientos de reproducción asistida es uno de los principales retos de la medicina reproductiva, según ha explicado la Dra Marzal. Se trata de un problema cada vez más frecuente, ya que actualmente su incidencia se estima en torno al 10-25%, y dificulta la probabilidad de embarazo en comparación con la lograda en pacientes “normorespondedoras”.

Debido a la menor tasa de éxito en este tipo de pacientes, desde el inicio de las técnicas de reproducción asistida se han estudiado diferentes protocolos para conseguir mejorar la tasa de embarazos, aunque los dispares resultados obtenidos en los estudios publicados hasta ahora no permitía extraer conclusiones definitivas. Esto ha provocado que actualmente no exista consenso entre los expertos sobre en el protocolo óptimo de manejo.

El estudio realizado por los investigadores valencianos buscaba evaluar cual de los posibles tratamientos ováricos mejoraba realmente el número de ovocitos obtenidos. 

En este sentido, la investigación llevada a cabo en el IIS La Fe se centró en la hipótesis de la preparación de folículos antrales previa a la fecundación in vitro, con el objetivo de mejorar el crecimiento folicular, aumentando así el número de ovocitos recogidos y la calidad de los mismos en bajas respondedoras. Finalmente los resultados confirmaron esta hipótesis e “incluso hemos visto una mayor tasa de embarazo en pacientes tratadas con testosterona”.

España es uno de los países donde más tratamientos de reproducción asistida se realizan al año, con cerca de 54.000 ciclos anuales. En este sentido, se calcula que el 15% de las parejas en edad de reproducción tienen problemas de esterilidad y un 3 por ciento de los niños que cada año nacen en nuestro país, viene al mundo gracias a estas técnicas.