El Hospital La Fe liderará un ensayo clínico pionero con anticuperpos monoclonales para el tratamiento del neuroblastoma de alto riesgo

  • El estudio europeo LINES, coordinado por el Grupo de Investigación Clínica Traslacional en Cáncer del IIS -La Fe, concluye que los pacientes con neuroblastoma de bajo riesgo tienen una supervivencia superior al 90%
  • La Fe coordina un estudio a nivel nacional para evaluar la eficacia de dos fármacos nuevos en cánceres pediátricos refractarios a tratamientos o que reaparecen tras un tratamiento inicial

Valencia, 16 de Abril de 2010

Investigadores del Grupo Acreditado de Investigación Clínica y Traslacional en Cáncer y de la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital U. La Fe coordinarán a nivel nacional un ensayo clínico europeo con anticuerpos monoclonales para abordar la enfermedad del neuroblastoma de alto riesgo.

Este protocolo europeo ha sido diseñado con el objetivo de emplear un régimen de inducción capaz de reducir rápida y eficazmente el groso de la enfermedad; encontrar la Megaterapia más eficaz, es decir ; reducir la incidencia de la recaída local y finalmente para promover la erradicación de la enfermedad residual mínima, según se ha explicado la Dra. Victoria Castel, investigadora principal del Grupo Acreditado de Investigación Traslacional en Cáncer del IIS-Hospital La Fe, durante la Reunión Anual del Grupo Español del Neuroblastoma, que este año se ha celebrado en Valencia.

Los niños que van a participar en el estudio, aproximadamente 50, son niños con enfermedad diseminada (INSS estadio 4 -Sistema Internacional de Estadificación del Neuroblastoma: entre 40 y 50% de todos los neuroblastomas) o bien enfermedad en estadio 2 ó 3 INSS con amplificación del proto-oncogen N-myc (aproximadamente el 3% de todos los neuroblastomas).

Se ha podido constatar claramente la asociación de estas características biológicas con un mayor riesgo de recaída y muerte debido a la progresión del tumor. “Estos pacientes pueden beneficiarse de un tratamiento más agresivo, con esperanza de remisión de su enfermedad y en base a esta hipótesis, están incluidos en este protocolo”, ha explicado la Dra. Vitoria Castel, jefa de sección de la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital La Fe, institución que coordina el estudio a nivel nacional.

El tratamiento contra el neuroblastoma de alto riesgo incluye:- Quimioterapia de alta dosis seguida de cirugía para extirpar tanto del tumor como sea posible. - Radioterapia dirigida al sitio del tumor. - Megaterapia y Trasplante de progenitores hematopoyeticos. - Ácido 13-cis-retinoico.- Terapia de anticuerpos monoclonales, después de la quimioterapia.

Neuroblastoma de riesgo bajo e intermedio: protocolo LINE

La Dra. Adela Cañete, investigadora del Grupo de Investigación Clínica y Traslacional en Cáncer del IIS La Fe ha abordado en su ponencia los protocolos para el tratamiento del neuroblastoma de Riesgo Bajo e Intermedio. El estudio europeo LINES, que patrocina el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital U. La Fe para toda Europa, incluye a todos los pacientes con neuroblastoma que no son de alto riesgo, con una estratificación en dos grupos en función de su biología y presentación clínica.

El primer grupo, llamado de bajo riesgo, tiene por objetivo del tratamiento mantener una supervivencia superior al 90% en todos los pacientes, disminuyendo la intensidad de la quimioterapia en aquellos con tumores neuroblásticos que no tengan características biológicas desfavorables y manteniéndolo en aquellos cuyas características son negativas. “Así, por ejemplo, se pretende evitar usar fármacos con posible toxicidad cardiológica futura en la edad adulta en una población que está en periodo de lactancia en el momento de recibir la quimioterapia”, ha explicado la Dra. Cañete.

El segundo grupo, de riesgo intermedio, pretende confirmar los resultados obtenidos por los anteriores estudios europeos EUNS e INES 99.3, manteniendo supervivencias superiores también al 80% con un tratamiento multidisciplinar adecuado.

Tratamiento para recaídas: protocolo TOTEM

Por el contrario, los pacientes con neuroblastoma, en los que reaparece después de un tratamiento intensivo inicial, tienen una elevada probabilidad de progresión de la enfermedad. Con esta finalidad se pone en marcha el estudio TOTEM para evaluar la eficacia de dos fármacos nuevos en cánceres pediátricos refractarios a tratamientos o que reaparecen tras un tratamiento inicial. Dichos fármacos han demostrado una utilidad clara en estudios iniciales y se pueden administrar ambulatoriamente, de manera que el paciente mantiene una excelente calidad de vida. Este estudio, coordinado a nivel nacional por el Hospital La Fe, supone la colaboración en el consorcio europeo para la Innovación de Terapias de Niños con Cáncer (ITCC) para evaluar ensayos clínicos fase I y II en niños con cánceres de muy mal pronóstico.

Estudios de Enfermedad Mínima Residual (EMR) de neuroblastoma

Por su parte, Yania Yáñez y Silvestre Oltra, investigadores del IIS-La Fe han expuesto los avances en la enfermedad mínima residual (EMR) logrados por el grupo entre los que se encuentran la estandarización de nuevos métodos de la detección de la enfermedad mínima residual, tanto moleculares como inmunocitológicos, labor que se ha llevado a cabo en el seno del grupo europeo de Neuroblastoma. Se han estudiado varios marcadores de EMR en enfermos con enfermedad localizada y diseminada, demostrando la utilidad de estos estudios en los diferentes grupos de riesgo.

Asimismo, han descrito la utilidad de un nuevo marcador de EMR en neuroblastoma, el gen DCX, o también denominado gen de la doble cortina. La sobreexpresión de este gen permite la identificación de células tumorales presentes en médula ósea o sangre periférica.

“En este sentido hemos demostrado para los pacientes con enfermedad localizada estadios 1 y 2 (bajo riesgo) que la detección de la EMR al diagnóstico no tiene valor pronóstico. En el caso de los pacientes con neuroblastoma localizado estadios 3, la detección de la EMR en sangre periférica parece tener valor pronóstico y permite detectar de forma temprana el riesgo de recaídas en estos enfermos”, ha destacado Yania Yáñez, investigadora del grupo acreditado en Investigación Traslacional en Cáncer del IIS – La Fe.

“En pacientes con neuroblastoma metastático que entran en el grupo de alto riesgo, la detección de la expresión del gen DCX en muestras de médula ósea post quimioterapia de inducción tiene un valor pronóstico negativo”, según ha enfatizado Silvestre Oltra, biólogo del Grupo de Investigación Traslacional en Genética del IIS – Hospital La Fe.

El Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer aborda desde hace 12 años proyectos de investigación en neuroblastoma dirigidos al estudio de micrometástasis. Estos estudios se han centrado en la detección de células tumorales en muestras de médula ósea, sangre periférica y aféresis destinadas al auto trasplante. En este periodo se han recogido más de 2.300 muestras procedentes de hospitales de toda España, ejerciendo de centro de referencia nacional para este tipo de estudios.

Descargar nota de prensaDescargar imagenesDescargar sonidos