Los pacientes con mutación en los genes BRCA tienen un 50% de riesgo de cáncer de mama u ovario a los 50 años

El 77,5% de las mutaciones se detectan en familias con más de tres miembros afectados de cáncer de mama

Investigadores del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitari i Politècnic La Fe han analizado las mutaciones de los dos genes BRCA1 y BRCA2 y el riesgo asociado a padecer cáncer de mama y/u ovario en la población de la Comunidad Valenciana.

Se analizan 129 casos índice (primer miembro de la familia en el que se realiza el análisis genético) y 396 casos familiares (familiares de casos índice con mutación) portadores de mutación en los genes BRCAs. Los resultados muestran que la incidencia y la distribución de estas mutaciones varían según las características de las familias. El 77.5% de las mutaciones se detectan en familias con más de tres miembros afectados de cáncer de mama (20.3%) y el 33.5% en las familias en las que confluyen casos de cáncer de mama con cáncer de ovario.

En el 67,3% de las familias con casos de cáncer de mama y de ovario, la mutación se detecta en el gen BRCA1; mientras que en el 68,7% de las familias en las que específicamente hay cáncer de mama en tres ó más miembros, la mutación se localiza en el gen BRCA2.

El riesgo a padecer cáncer de mama y/u ovario en los portadores de mutación BRCAs en la población estudiada es del 50% a los 50 años y del 78% a los 70 y este alto riesgo no varía según el gen BRCA1 o BRCA2 en el que se detecte la mutación.

El artículo se donde detallan estos resultados "Relationship of BRCA1 and BRCA2 mutations with cancer burden in the family and tumor incidente" ha sido publicado recientemente en la revista Familial Cancer, y resume los resultados obtenidos tras el análisis de mutaciones en los dos genes por los investigadores del Laboratorio de Biología Molecular del IIS La Fe.

Mutación en los genes BRCA´s

La detección de una mutación patogénica en los genes BRCA1/BRCA2 en un paciente con cáncer de mama y/o cáncer de ovario es la señal de que el origen de su cáncer es hereditario. "Por tanto, detectar la mutación, define en ese paciente, el seguimiento clínico más adecuado, las opciones de quimio-prevención y la cirugía más adecuada y/o específica para la enfermedad", explica la Dra. Eva Esteban, investigadora principal del estudio de investigación.

Además, la detección de la mutación tiene consecuencias para el entorno familiar, puesto que los hermanos y los hijos del paciente podrían haber heredado la mutación con una probabilidad del 50%. Los familiares, tanto sanos como con cáncer, en los que se realiza el análisis mutacional y se les detecta la mutación tienen alto riesgo a desarrollar cáncer de mama y/u ovario, o sufrir la aparición de una segunda neoplasia.

"El Programa de Consejo Genético de la Conselleria de Sanitat permite que los portadores de dichas mutaciones puedan beneficiarse de seguimientos clínicos específicos que garanticen la detección precoz de una eventual neoplasia. A los familiares no portadores de la mutación se les informa de que su riesgo a padecer cáncer de mama y ovario es similar al de la población general, y por tanto no necesitan medidas de vigilancia específicas", apunta el Dr. Pascual Bolufer, investigador principal del Laboratorio de Biología Molecular del IIS La Fe.

La elección del primer miembro de la familia en el que se realiza el análisis genético (caso índice) es determinante para las futuras implicaciones en la familia, pues los resultados de su análisis genético marcará el carácter hereditario o no hereditario de su neoplasia, y, por tanto, define si procede o no realizar el estudio en otros miembros de la familia. El mejor caso índice para una familia es aquel con cáncer de ovario sobre cáncer de mama, o con cáncer de mama en varón, antes que los casos de cáncer de mama en mujeres, o el de edad de diagnóstico de cáncer de mama u ovario tempranos.

El objetivo último del Consejo Genético de la Conselleria de Sanitat es actuar sobre las familias de alto riesgo en neoplasias tan comunes como el cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de ovario, y otras no tan frecuentes (retinoblastoma, neoplasia endocrina múltiple...) y poder reducir la mortalidad y mejorar la morbilidad causadas por ellas.

Para ello, la Conselleria de Sanitat puso en funcionamiento en 2005 este Consejo, del que forma parte el programa para cáncer de mama y ovario hereditario del Laboratorio de Biología Molecular del Hospital La Fe donde se realizan los estudios genéticos de los genes BRCA1 y BRCA2 de toda la Comunidad Valenciana.

Población de la Comunidad Valenciana

El espectro mutacional de BRCA1 y BRCA2 específico de la población de la Comunidad Valenciana, comparado con el resto de la población española se recoge en el artículo "Broad BRCA1 and BRCA2 mutational spectrum and high incidente of recurrente and novel mutations in the Eastern Spain population" publicado en 2009 en la revista Breast Cancer Research and Treatment por el Grupo de Investigación del Laboratorio de Biología Molecular del IIS La Fe.

La población de la Comunidad Valenciana, comparada con el resto de la población española, es similar en cuanto a sus mutaciones más recurrentes, tanto en BRCA1 como en BRCA2. Sin embargo, presenta una gran heterogeneidad: en BRCA1 se detectan 26 mutaciones diferentes en nuestra población y en el gen BRCA2, únicamente 10 de las 36 mutaciones detectadas en nuestra población aparecen también descritas en el resto de España (28%).

Además, se han detectado 18 nuevas mutaciones (no descritas en otros estudios españoles ni en la Brest Information Core Database (BIC), la mayor base de datos de mutaciones en BRCAs) entre las 62 mutaciones diferentes ya existentes, lo que representa un 24% de nuevas mutaciones en nuestra población. Este dato pone de manifiesto la gran heterogeneidad mutacional en estos genes en nuestro país, y específicamente en la Comunidad Valenciana.

"La heterogeneidad del espectro mutacional y la continua aparición de nuevas mutaciones ratifica la necesidad de realizar un análisis genético completo tanto del gen BRCA1 como del gen BRCA2 en nuestra población, lo que implica un trabajo largo y laborioso de análisis y de interpretación de los resultados", explica la Dra. Esteban, investigadora del Laboratorio de Biología Molecular del IIS La Fe.

Globalmente, entre los 704 casos índice analizados se detectaron mutaciones en 129 pacientes (18.3%), 59 con mutación en BRCA1 y 70 en BRCA2. Entre los 668 familiares analizados se detectaron 396 portadores de mutación, 217 de ellos sanos en el momento del análisis.

Todos los portadores de mutación (sanos y con tumor) han pasado a formar parte de un programa de seguimiento clínico específico coordinado desde el Consejo Genético en Cáncer de la Comunidad Valenciana. De la misma forma, los 272 familiares sin mutación en BRCAs han sido informados que no precisan un programa de seguimiento porque su riesgo a padecer cáncer de mama y/o de ovario no es debido a mutaciones en BRCA1 o BRCA2 y es mucho menor que el de sus familiares con mutación.

Descargar nota de prensaDescargar imagenesDescargar sonidos