Investigadores del IIS La Fe y Fisabio prueban un test rápido para detectar el virus de la hepatitis C con una muestra de saliva

El Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) y la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) están llevando a cabo un estudio de investigación sobre una prueba de detección de anticuerpos de hepatitis C (VHC) simple, rápida y no invasiva a través de la saliva. El objetivo del estudio es evaluar la utilidad de la prueba Ora-Quick en la detección de personas infectadas que desconocen su situación.

Los resultados del estudio permitirán mejorar la vigilancia del virus para identificar a los pacientes infectados, aunque no tengan síntomas o factores de riesgo y poder poner en marcha, con esta información, planes de asesoramiento, detectar y reducir las prácticas de riesgo y controlar a los pacientes infectados para que se puedan beneficiar de los tratamientos disponibles.

Se estima que entre el 40% y el 60% de las personas infectadas por el VHC lo desconoce, de ahí que se conozca a la hepatitis C como una enfermedad silente. El impacto económico de no tratar la hepatitis C antes de que se desarrollen complicaciones evolutivas graves, representará un incremento importante de costes en las próximas décadas. Los avances recientes en el tratamiento de la infección por VHC han sido considerables, y hoy en día se logra erradicar la infección en más del 90% de los pacientes tratados. A pesar de estas cifras, la doctora Marina Berenguer, responsable del Grupo de Investigación de Hepatología y Trasplante Hepático del IIS La Fe e investigadora principal del estudio, asegura que “ni siquiera un tratamiento tan eficaz como el actual, muy bien tolerado y con amplia aplicabilidad, será capaz de modificar el pronóstico global -tanto desde el punto de vista de salud como de coste- si únicamente se trata a la minoría de pacientes que son conocedores de padecer la infección”. 

De ahí la importancia del cribado de la infección por VHC y la necesidad de efectuar estudios piloto para identificar y aplicar la mejor estrategia de detección de esta enfermedad silenciosa.

Por su parte, en FISABIO-Salud Pública, el grupo de investigadores que dirige Xavier López--Labrador en el laboratorio de virología del Area de Genómica y Salud compara los resultados de la prueba de anticuerpos en saliva con los que se obtienen con los análisis en muestras de sangre, habiendo registrado hasta el momento una concordancia de más del 97% en los resultados. “Los resultados obtenidos hasta ahora son muy buenos y permiten anticipar que la prueba en saliva será muy útil para incrementar el acceso al diagnóstico de la hepatitis C, especialmente en poblaciones vulnerables”, afirma el doctor. López-Labrador. Al finalizar el estudio, el Área de Servicios de Salud en FISABIO-Salud Pública analizará el coste-beneficio de este tipo de pruebas rápidas

Conclusiones preliminares del estudio poblacional

Hasta el momento se ha realizado el test Ora-Quick en saliva a 1.012 personas de las que 15 han sido identificadas como positivo en anticuerpos de VHC. Todas estas personas tenían conocimiento de su infección. En algunos casos, aunque eran conocedoras de su enfermedad, habían abandonado el seguimiento. Gracias a la participación en este estudio, han sido remitidos a consulta de hepatología y se encuentran bajo tratamiento antiviral.

En cuanto al estudio poblacional, el 56,1% de las personas que han participado voluntariamente son mujeres y el 43,9% son hombres con edades comprendidas entre los 18 y los 88 años. El 63,1% reconoce tener algún factor de riesgo relacionado con la hepatitis C (se entiende como factor de riesgo, haber recibido una transfusión de sangre antes de 1992, hemodiálisis, pacientes con hemofilia, usuarios de drogas intravenosas, personal sanitario, tener piercings, tatuajes, acupuntura, mesoterapia, familiares o pareja infectada y relaciones sexuales de riesgo).

El estudio se encuentra abierto a nuevos participantes y ofrece de forma totalmente gratuita la prueba de anticuerpos para hepatitis C a todos los usuarios del área sanitaria perteneciente al Departamento de Salud La Fe. La participación es totalmente voluntaria, y las personas interesadas simplemente tienen que llamar al número de teléfono 96 124 66 47 para concertar una cita a su conveniencia.

Hepatitis C, la epidemia silenciosa

La hepatitis C es una enfermedad del hígado, potencialmente grave, que resulta de una infección por el virus de la hepatitis C. Es conocida como la epidemia silenciosa porque las personas pueden infectarse y no saberlo, y aunque algunas pueden eliminar al virus, la mayoría desarrolla una infección crónica. La hepatitis C crónica es la principal causa de problemas graves del hígado, como la cirrosis, insuficiencia hepática e incluso, cáncer, que en muchos casos obligan a un trasplante de hígado. Las asociaciones de afectados calculan que el 75% de los infectados por el virus de la hepatitis C nacieron entre 1945 y 1970, ya que en este periodo los centros aún no disponían de protocolos necesarios para evitar contagios.

La hepatitis C se transmite cuando el virus penetra en el cuerpo, normalmente a partir de la sangre de otra persona infectada. Muchas personas tienen hepatitis C, pero la mayoría no lo sabe porque no presenta síntomas y pueden convivir con la infección durante décadas sin sentirse enfermas. Es posible haberse contagiado hace muchos años y no saber ni cómo ni cuándo se produjo la infección.

Las pruebas para determinar la infección se llaman prueba de anticuerpos (o anti-VHC). Una vez que una persona se infecta siempre tendrá anticuerpos, incluso si ha eliminado al virus de forma natural. La única manera de saber si se tiene hepatitis C es sometiéndose a una prueba. La detección temprana puede mejorar mucho el pronóstico de los pacientes, especialmente desde que hay disponibles tratamientos que pueden eliminar al virus y curar la infección.