El IIS La Fe incorpora un nuevo grupo de investigación sobre la enfermedad de Alzheimer

El objetivo del nuevo grupo es identificar biomarcadores de origen mínimamente invasivo que contribuyan al diagnóstico precoz y diferencial de la enfermedad de Alzhéimer.

La Comisión de Investigación del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) ha aprobado la incorporación como grupo emergente del Grupo de Investigación en enfermedad de Alzheimer (GINEA). El objetivo del grupo es la detección y desarrollo de biomarcadores útiles en el diagnóstico, pronóstico y manejo terapéutico del alzhéimer. El grupo también buscará ampliar el conocimiento sobre los mecanismos fisiopatológicos de otras enfermedades neurodegenerativas además del alzhéimer.

La investigación en enfermedad de Alzheimer es una de las prioridades en el Reto de Salud, Cambio Demográfico y Bienestar en el Programa Marco Europeo de la I+D+i. La mayoría de los casos de alzhéimer son esporádicos. Las fases iniciales de deterioro son difíciles de distinguir por lo que el diagnóstico de la enfermedad en fases tempranas es muy incierto. Se necesita un diagnóstico a tiempo y certero que permita evaluar el pronóstico y el acceso temprano al tratamiento. Los actuales métodos diagnósticos de la enfermedad de Alzheimer son caros o invasivos y sus resultados no presentan gran concordancia con la situación clínica de los casos.

Información relevante al inicio de la enfermedad

El Grupo de Investigación en Enfermedad de Alzheimer (GINEA) está dirigido por el doctor Miquel Baquero, neurólogo de la Unidad de Trastornos Cognitivos del Hospital Universitari i Politècnic de València y por la doctora Consuelo Cháfer, investigadora Miguel Servet del IIS La Fe. El equipo plantea su estrategia en una línea principal de investigación sobre el estudio de las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer. Esta línea se divide en 5 ámbitos específicos referidos a la búsqueda de biomarcadores en pacientes presintomáticos o con deterioro cognitivo leve o demencia leve; los biomarcadores evolutivos, pronósticos o específicos y la evaluación y seguimiento desde fases tempranas de la enfermedad a lo largo de los años; el estudio de mecanismos fisiopatológicos implicados en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y enfermedades asociadas; el estudio de alteraciones estructurales en el cerebro de pacientes con alzhéimer y el estudio farmacológico en este colectivo.

El equipo está formado por 10 personas entre investigadores, facultativos y personal de enfermería y trabaja en aquellos biomarcadores que puedan aportar información relevante en aspectos pronósticos, terapéuticos o evolutivos de los distintos trastornos de modo específico o genérico, especialmente, en relación con la enfermedad de Alzheimer y trastornos asociados y en el desarrollo de su uso en modelos.

Investigación de interés clínico-asistencial

GINEA buscará y validará biomarcadores en biofluidos mínimamente invasivos, en grupos de pacientes bien definidos y con métodos analíticos fiables y de bajo coste. Actualmente existe poca experiencia en la determinación fiable de biomarcadores en sangre de pacientes asintomáticos de alzhéimer mediante métodos analíticos estandarizados, así como en la aplicación e integración de diferentes técnicas ómicas para identificar nuevos biomarcadores y obtener información sobre los mecanismos moleculares que ocurren en el tejido afectado y a nivel sistémico.

Por tanto, el estudio de metabolitos en todas las fases de la enfermedad y la integración de los cambios lipidómicos y epigenómicos asociados a enfermedad de Alzheimer en muestras de plasma de grupos bien definidos (nivel β-amiloide en LCR), así como la identificación de nuevos biomarcadores mediante métodos analíticos validados, permitirá obtener resultados consistentes y avanzar en el diagnóstico e intervención terapéutica tempranos.

La estrategia del grupo está orientada a la traslación para poder aportar información valiosa a los clínicos al mejorar el conocimiento, diagnóstico y monitorización personalizada de un problema de salud de gran importancia como es la enfermedad de Alzheimer. Por eso, la investigación de GINEA tiene un elevado interés clínico-asistencial, ya que permitirá el diagnóstico temprano y mínimamente invasivo, la gestión personalizada de la enfermedad con un modelo diagnóstico que indique el riesgo individual y permita la toma de decisiones personalizada y el inicio precoz de tratamiento terapéutico.