La Unidad de Terapias Avanzadas del IIS La Fe produce y administra su primera terapia celular antiviral

Se trata de ViroTCell, un fármaco de terapia avanzada dirigido a tratar las infecciones por citomegalovirus que se pueden desarrollar en el marco de los trasplantes de progenitores de médula ósea.

El objetivo del ensayo es evaluar la seguridad y la eficacia de la administración de la terapia ViroTCell para tratar infecciones por CMV en pacientes hematológicos. El CMV es un virus común de la familia de la varicela y la mononucleosis infecciosa. La mayoría de la población es portadora de este virus sin causar complicaciones, pero en pacientes sometidos a un trasplante hemotopoyético supone una de las principales causas infecciosas de morbomortalidad.

En este caso, el fármaco se ha infundido a una paciente de 54 años que se encontraba a 8 meses de un trasplante alogénico por mieloma y que presentaba una infección recidivante por citomegalovirus que no respondía a tratamiento antiviral convencional.

Este tratamiento se ha realizado dentro del primer ensayo con terapia celular antiviral elaborada íntegramente en España en colaboración con el Hospital Vall d´Hebron Instituto de Oncología (VHIO), con el doctor Pere Barba como investigador principal y con el Banc de Sang i Teixits de Barcelona (BST), con el doctor Sergi Querol como promotor.

Linfocitos T específicos para pacientes hematológicos

Este nuevo tratamiento consiste en la administración de linfocitos T específicos contra CMV, seleccionados de donantes sanos y compatibles. El doctor Juan Montoro, investigador principal del ensayo ha explicado que "en pacientes con reactivación de este virus, especialmente aquellos que desarrollan resistencia o que no toleran la toxicidad de los tratamientos antivirales, la terapia ViroTCell, una vez infundida, atacará a las células infectadas permitiendo el control de su replicación y que no desarrolle enfermedad.

"El ensayo también estudiará la persistencia de las células T específicas infundidas y la capacidad de provocar la reconstrucción inmunológica frente al virus", ha explicado el doctor Manuel Guerreiro, hematólogo de la Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos y Terapias Celulares. Esta estrategia también se puede aplicar a otros virus como Adenovirus, Epstein-Barr virus o virus BK que, además de afectar a pacientes trasplantados de médula ósea, también pueden complicar la evolución de pacientes con trasplante de órganos sólidos debido a los fármacos inmunosupresores.

Este último grupo de pacientes muchas veces no tiene disponible un donante compatible. Con el objetivo de agilizar y extender los tratamientos con terapias celulares a más pacientes. El BST ha creado Redocel, un registro de donantes de linfocitos pionero en España, en el que también participa el Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana, que dirige la doctora Cristina Arbona. Este registro permitirá acceder a donantes voluntarios de sangre para que puedan donar también este tipo de células específicas, contribuyendo a hacer más visible y rápido el acceso a este tipo de terapias.

Terapias avanzadas y medicina de precisión

La Unidad de Terapias Avanzadas (UTA) es una de las apuestas estratégicas del IIS La Fe según el Director Científico, el doctor Máximo Vento, ya que constituye una plataforma mixta entre el Hospital La Fe y el IIS La Fe que tiene como objetivo cubrir aquellos aspectos más novedosos a los que la terapia convencional no llega bajo el paradigma de la medicina personalizada. Somos optimistas en cuanto a su expansión a otras áreas de la medicina como la cardiología o la hepatología.

La Unidad de Terapias Avanzadas del Hospital La Fe es la primera unidad autorizada por la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) en la Comunitat Valenciana para la fabricación de medicamentos de terapias avanzadas en investigación, bajo el sello de calidad GMP sobre normas de correcta fabricación.

El doctor José Luis Poveda, director técnico de la UTA de La Fe, ha destacado la relevancia de este ensayo y de esta unidad estratégica: "las terapias avanzadas son medicamentos y constituyen nuevas estrategias terapéuticas. El objetivo de la UTA es preparar medicamentos de uso humano basados en genes, células o tejidos procedentes del propio paciente, de otro ser humano o de animales. Su desarrollo contribuirá a ofrecer oportunidades para algunas enfermedades que hasta el momento carecen de tratamientos eficaces", ha asegurado.

El doctor Javier de la Rubia, jefe del Servicio de Hematología del Hospital La Fe y responsable del grupo de investigación en Hematología y Hemoterapia del IIS La Fe, ha señalado que "la medicina de precisión, incluyendo las terapias avanzadas, ya se está aplicando en la personalización de los tratamientos en Hematología, siendo crucial que nuestro centro contribuya en esta área de3 conocimiento". Además, ha apuntado que "en este tipo de proyectos colaborativos entre diferentes grupos de investigación y centros hospitalarios son fundamentales para conseguir que los pacientes puedan acceder a estas terapias de forma rápida, eficaz y segura.

La doctora Ana Bonora, responsable de Planificación, Investigación, Formación y Desarrollo de la UTA, ha explicado que la unidad "da soporte e impulso científico-técnico a la correcta fabricación de medicamentos de terapias avanzadas en investigación, que cuentan con la autorización de la AEMPS para su uso en ensayos clínicos". Esta unidad está, actualmente autorizada para elaborar 4 tipos concretos de medicamentos de terapias avanzadas basadas en linfocitos T alogénicos, así como para el establecimiento de un banco de células hepáticas para implantes.

Es la primera terapia avanzada basada en linfocitos T de donantes sanos para tratar una reactivación vírica de citomegalovirus en un paciente hematológico

El fármaco se ha administrado a una paciente de 54 años con una infección por citomegalovirus después de un trasplante alogénico por mieloma